Bienvenidos a San Patricio- Una Parroquia de la Arquidiócesis de Boston que vive de acuerdo a la Espiritualidad del Compartir (Stewardship)

 

 

 

La espiritualidad del compartir es una forma de vida, una expresión del seguimiento de Cristo. Los discípulos que viven de acuerdo con esta espiritualidad reconocen que todas las cosas buenas son regalos de Dios. Nosotros reconocemos que Dios es el origen de toda vida, quien nos da libertad y la fuente de todo lo que tenemos, somos y seremos.

 

Como respuesta a la generosidad infinita de Dios para con nosotros, respondemos como buenos administradores recibiendo los dones de Dios con gratitud, cuidándolos con responsabilidad, compartiendo los dones de Dios con inteligencia, y regresando esos dones a Dios en abundancia.

 

Los dones que hemos recibido de Dios los hemos identificado como tiempo, talento y tesoro.

 

Los cristianos responsables cuidamos nuestra relación con Dios dedicándole tiempo a la oración y a las buenas obras. Orar y responder a Dios es parte de la vida del discípulo. Sin importar si nuestra oración es de acción de gracias, alabanza, petición o perdón; personal o comunitaria, la meta de la oración es estar conectados con Dios para hacer su voluntad.

 

Los cristianos responsables ponen sus talentos al servicio de aquellos que tienen necesidades. Aceptamos nuestra responsabilidad de ser instrumentos de la voluntad de Dios cuando nos ponemos activamente disposición de los demás. Los servicios voluntarios encuentran en las áreas de la celebración litúrgica, la educación, al comunidad, la justicia social, el liderazgo y la evangelización.

 

Los cristianos responsables comparten su tesoro para el bien de sus hermanos y hermanas. Nosotros damos con sacrificio regresándole a Dios los primeros frutos de del regalo de nuestros recursos financieros.

 

Los miembros de la Parroquia de San Patricio estamos llamados a vivir una vida formada por la espiritualidad del compartir al servicio del Señor y de la Iglesia. Se nos pide que decidamos en oración y reflexión como compartiremos nuestro tiempo, talento y tesoro con el pueblo de Dios en nuestra parroquia y nuestra comunidad. Se nos pide que hagamos un compromiso dentro de la espiritualidad del compartir cada año, indicando cómo mejoraremos nuestra vida espiritual, cómo nos comprometeremos voluntariamente en los ministerios de la parroquia, y cómo apoyaremos la parroquia y sus obras por medio de una cantidad definida en la ofrenda semanal.

 

Espero que se una a nosotros en este estilo de vida –una vida de oración llena de fe, servicio a nuestros hermanos y hermanas, y de compartir generoso.

Presidente

 

Ed Sampson, Presidente

Comité Parroquial de Stewardship